antecedentes / medio geográfico / la cultura Manchay / cronología / patrón de asentamientos y distribución espacial / arquitectura / técnicas constructivas / alfarería / murales y frisos / dieta / bibliografía


La Cerámica

por: Lizardo Tavera Vega

Para el Período Inicial en la Costa Central los estudios sobre tipos de cerámica se han realizado por separado, identificando varias tradiciones: Ancón, Curayacu, Jicamarca, pero sin tomar en cuenta que todas esas tradiciones corresponden a una misma cultura, la cultura Manchay.

Los trabajos del arqueólogo Jonathan Palacios (1987) en la zona de Huachipa (valle del Rímac), revelaron una asociación entre el Templo en U de San Antonio (hoy desaparecido) y las aldeas estudiadas por él en la zona ya mencionada. Durante la primera fase del estilo (por él denominado) Jicamarca se inició la construcción del Templo en U de San Antonio. Dividio esta Fase en Tempreano, Medio y Tardío. La cerámica Jicamarca Temprano está compuesta por cuencos hemisféricos de pasta marrón y borde engrosado, botellas con la misma pasta y ollas sin cuello en una pasta de textura granulosa y friable. Jicamarca Medio muestra nuevas variantes de borde en las ollas sin cuello, percibiéndose una tendencia a aclarar el color de la pasta, algunos ejemplares son oxidados. En Jicamarca Tardío hay un prodominio de ollas sin cuello, pasta completamente oxidada. Las ollas de este tipo llevan un engobe externo de tonalidad ligeramente más oscura. Disminuyen las botellas de pasta marrón. Nuevas formas de cuencos, tazas y platos.

La cerámica del Templo en U de La Florida (Patterson 1985) proviene de capas de basura cerca de la base del montículo, en un área usada como cantera. La colección consta de 458 fragmentos, aumentada con 95 fragmentos de bordes y decoradas. Cuatro tipos de vasijas están presentes en las dos colecciones:

  1. Ollas con cuello pequeño, con un diámetro de boca de 17 cms.
  2. Tazas con diámetro de boca de 34 cms. Ambos tipos tienen superficies opacas marrones con vestigio de bruñido irregular.
  3. Basijas con cuello de botella de base angular y cuello cónico, con decoración incisa en el cuerpo.
  4. Platos abiertos sin decoración, con forma de calabaza.

La cerámica de Cardal (Burger 1993) de los montículos y zonas adyacentes nos indica que corresponden a los fines del Período Inicial (Formativo Inferior). No existe iconografía con influencia Chavín sobre la superficie de la cerámica. La cerámica local se distingue por presentar botellas de un solo pico con bordes evertidos, cuencos de lados rectos o convexos con bases redondas y ollas globulares sin cuello. La decora-ción consiste en pequeños círculos estampados irregularmente, dispuestos en el exterior de cuencos monocromos y oscuros. El punteado en zonas exteriores se presenta en cuencos y botellas. Existen tasas pequeñas con base anular decoradas con incisiones geométricas y rectilineales.

Cuatro fragmentos típicos de Cardal (Burger 1993) fueron hallados a 6,5 mts de profundidad en Curayacu, Y Lanning la asignó como la Fase I de Curayacu, diciendo que esta fase pertenece a fines del Período Inicial.

La cerámica encontrada en los Templos en U se asocia no solo a los mismos templos, sino a zonas habitacionales y yacimientos de basura fuera del templo mismo.

Cultura Manchay
Pie de foto
Textos y fotos: Lizardo Tavera

Regresar

 
                        

Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.