antecedentes / medio geográfico / la cultura Manchay / cronología / patrón de asentamientos y distribución espacial / arquitectura / técnicas constructivas / alfarería / murales y frisos / dieta / bibliografía


La Tradición de los Templos en Forma de "U"
(Cultura Manchay)

por: Lizardo Tavera Vega

Es la cultura más antigua de Lima y fueron los primeros constructores de grandes pirámides en este valle hace más de 4,000 años. Se les reconoce por su arquitectura monumental, formados por 3 pirámides que vistas desde el aire están ordenadas como una letra "U", y por ello se les conoce como la Tradición de los Templos en forma de "U" y recientemente conocida también como la Cultura Manchay, en honor a uno de estos sitios arqueológicos. Las fachadas y recintos sagrados de éstas pirámides estuvieron decorados con frisos multicolores, como se pueden apreciar en los sitios arqueológicos de Cardal y Garagay.

Antecedentes

La primera mención a esta tradición arquitectónica la hace en 1971, el arquitecto Carlos Williams al publicar un pequeño artículo titulado "Centros Ceremoniales Tempranos de los Valles de Chillón, Rímac y Lurín" (Revista Apuntes Arqueológicos 2) en donde definió los principales componentes arquitectónicos de lo que él identificó como una tradición cultural (Williams 1978).

La definió como una cultura o tradición (Williams 1978) que reúne a sitios arqueológicos que están formados por tres pirámides ordenadas en forma de letra U, dos de ellas largas y angostas plataformas que flanquean a una tercera pirámide, llamados coloquialmente "Templos en U". Nombró a las plataformas laterales como "Brazo Derecho" y "Brazo Izquierdo" respectivamente y al montículo central (tercera pirámide) como "Pirámide Principal". Al espacio baldío entre las tres pirámides lo llamó "Plaza". Definió este patrón al revisar las fotos aéreas de los valles de la Costa Central en busca de sitios arqueológicos.

En 1950 los arqueólogos Julio C Tello y José Casafranca excavan en el Templo en U de Mina Perdida. Años antes, en 1959, se le encarga a José Casafranca, Inspector del Litoral Central del Patronato Nacional de Arqueología, realizar excavaciones arqueológicas en el Templo en U de Garagay, a razón de una denuncia de excavaciones clandestinas en ese mismo lugar. En dicha excavación (de Casafranca) se develó un friso multicolor que luego fue cubierto. Lamentablemente los registros, dibujos o fotos de esos trabajos se han perdido, siendo doblemente lamentable pues años después nuevas excavaciones clandestinas destruyeron el mencionado friso.

En 1965, el arqueólogo Duccio Bonavia publica el libro "Arqueología del valle de Lurín" donde expone los resultados de sus excavaciones en 6 sitios arqueológicos en el valle de Lurín como parte de sus labores para su tesis de grado en arqueología. Uno de los sitios por él excavado es el Templo en U de Mina Perdida.

Hasta ese momento aún no se había identificado que muchos sitios de la Costa Central estaban unidos por un mismo patrón arquitectónico: la forma en U.

En 1975 los arqueólogos Rogger Ravines y William Isbell inician un extenso programa de excavaciones arqueológicas en Garagay, quizá en razón de los anteriores descubrimientos de Casafranca. Las excavaciones en Garagay develaron multicolores frisos en la cima de la Pirámide Principal y en la cima del Brazo Derecho. Posteriormente, a partir de la década de los 90's del siglo XX, hasta la primera década del siglo XXI el arqueólogo Richard Burger ha excavado los Templos en U de Cardal, Manchay y Mina Perdida, siendo el principal investigador sobre este tema y quien ha propuesto el nombre de Cultura Manchay para la Tradición de Templos en Forma de U.

Cultura Manchay
Pie de foto
Textos y fotos: Lizardo Tavera

Regresar

 
                        

Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.